Zacatecas: del brillo de la plata al resplandor cultural

no images were found


Encajada entre los cerros de la Virgen, del Grillo, del Padre y de la Bufa, la capital del estado de Zacatecas adapta su peculiar entramado urbano a la orografía montañosa y abrupta sobre la que se asienta. Calles serpenteantes y empinadas, plazoletas, callejones y un casco histórico y monumental que en 1993 fue nombrado por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad.
Tal reconocimiento incluye, además del innegable valor de su arquitectura civil y religiosa de época colonial, una amplia oferta museística y otras particularidades que dan carácter a la ciudad como el teleférico, que une desde 1979 el cerro de la Bufa con el del Grillo y la mina El Edén. Sobrevolar Zacatecas a una altura de 76 metros es una de las experiencias preferidas por los turistas; otra es perderse por las calles de adoquín rosáceo del centro y descubrir sin prisas joyas arquitectónicas como la Catedral-Basílica de Zacatecas -construida con cantera rosa en 1940, luce una fachada profusamente labrada con las imágenes de los Apóstoles-. Otros centros religiosos dignos de ser visitados son la iglesia de Santo Domingo de Guzmán (1750), con interesantes retablos barrocos en su interior; y el Santuario de Nuestra Señora del Patrocinio, casi en la cima del cerro de la Bufa.
La avenida Hidalgo, sembrada de edificios virreinales y casonas nobles, vertebra el casco histórico que atesora, además, la Plaza de Armas y el Palacio de Gobierno. Junto a la plazuela Goitia está el Mercado Hidalgo, construido a finales del siglo XIX por encargo de Porfirio Díaz, y frente a él, el Teatro Fernando Calderón (1891-1897), una buena muestra del gusto por la arquitectura afrancesada que se generalizó a finales del siglo XIX.
Entre los museos más recomendables se encuentran el Pedro Coronel, en el Antiguo Colegio de San Luis Gonzaga, con todo tipo de artefactos prehispánicos, esculturas de Pedro Coronel y algunas pinturas de artistas como Miró, Picasso y Dalí; el Museo Rafael Coronel, con una curiosa colección de máscaras y títeres; el Museo Zacatecano de Arte Huichol; y el Museo de Arte Abstracto Contemporáneo y Moderno Manuel Felguérez.
Aunque la mejor forma de conocer los capítulos más relevantes de la historia de la capital zacatecana es adentrarse en la antigua mina de plata El Edén, que además de recorridos turísticos ofrece un museo de minerales, y por supuesto visitar el Museo de la Toma de Zacatecas, que conmemora la batalla librada entre Pancho Villa y el presidente Victoriano Huerta durante la Revolución.

Ana Rízquez

suenaMéxico recomienda
Llegar: El aeropuerto internacional Zacatecas La Calera ofrece vuelos directos al resto de la República, a Estados Unidos y a Canadá. Zacatecas se encuentra a unos 320 kms de Guadalajara.
Dormir: En el Hotel Providencia, en pleno centro histórico. Ocupa una arquitectura civil de los siglos XVIII y XIX que conserva elementos como la viguería de madera a la vista, los arcos de medio punto o las puertas de época. El toque moderno lo ponen las habitaciones, equipadas con lo necesario, incluida la conexión a internet.
Comer: Uno de los platillos típicos de Zacatecas es el “asado de boda” -lomo de cerdo frito con chile y especias-. También el pozole rojo, el menudo, la birria y las enchiladas zacatecanas -rellenas de lomo de cerdo, queso fresco y chiles poblanos-. Entre los dulces figuran las cocadas jerezanas y las melcochas.
Comprar: Aretes, anillos, collares y otras piezas de plata en el Centro Platero de Zacatecas. Bordados, hilados y manteles cosidos a mano.
Tomar: Mezcal de Huitzila como bebida típica. O una copa en El Malacate, el antro de moda en la ciudad, instalado en la misma mina El Edén. Son muy típicas en Zacatecas las callejoneadas, paseos nocturnos organizados por grupos de estudiantes que pistean al son de la tambora.
La experiencia: Pasar una noche en la Plaza de Toros de San Pedro, del siglo XIX, Premio Internacional de Arquitectura 1989 por su rehabilitación para uso hotelero. Ahora es un hotel de lujo llamado Quinta Real Zacatecas, con un bar instalado en los antiguos toriles y un restaurante cuyas mesas asoman al ruedo.
La foto: Panorámica de la ciudad desde el teleférico de Zacatecas.
Más información: http://www.zacatecas.gob.mx/

no images were found

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *