Guanajuato, ciudad colonial y cervantina

no images were found


Cada mes de octubre desde hace 37 años la capital del estado de Guanajuato rinde su particular homenaje a Miguel de Cervantes Saavedra, autor de una de las obras más relevantes de la literatura española, en el prestigioso Festival Internacional Cervantino que reúne manifestaciones culturales de todas las regiones del mundo.
Considerado como uno de los acontecimientos culturales de mayor relevancia en el ámbito iberoamericano, el FIC ha hecho famosa a Guanajuato, que además de cervantina es ciudad colonial. Su centro histórico y las minas adyacentes fueron declarados en 1988, Patrimonio cultural de la Humanidad como reconocimiento al valor histórico y testimonial de la arquitectura colonial y al pasado minero de esta ciudad.
Explotadas hace unos 500 años, las minas de plata de los cerros que limitan la cañada guanajuatense fueron abandonadas y ahora se incluyen dentro de una ruta turística en camión, de varias horas de duración, que parte de la plaza principal. La excursión incluye la visita al Cristo Rey del Cerro del Cubilete desde el que se disfruta de una impresionante panorámica de la sierra de Guanajuato, el valle y los pueblos cercanos.
Otro de los reclamos turísticos clásicos, es la visita al Museo de las Momias de Guanajuato y su necrópolis, el Panteón de Santa Paula, cuyos terrenos tienen particularidades geológicas que favorecen la momificación de los cadáveres. La momia más antigua de las expuestas en el museo fue enterrada en 1865.
La tradición cervantina de Guanajuato tiene que ver con la historia de su universidad, cuyos orígenes se remontan a 1732, cuando los jesuitas españoles fundaron un hospicio para la enseñanza de la juventud. Tomando como modelo lo que se hacía en la madre patria, los estudiantes popularizaron el Teatro Universitario de Guanajuato que interpretaba obras de Siglo de Oro español y, sobre todo, obras de Cervantes.
Entre los edificios coloniales más relevantes de la ciudad se encuentran el Templo de la Compañía , el Hospital de Marfil, la Iglesia de San Francisco, la Alhóndiga de Granaditas, y la casa natal de Diego Rivera, otra de las visitas obligadas en este destino mexicano.

Ana Rízquez

suenaMéxico recomienda
Cómo llegar: Guanajuato no tiene aeropuerto propio. Para llegar a la ciudad hay que volar hasta Silao, a unos 45 minutos por carretera. En el mismo aeropuerto, se puede rentar un carro para llegar hasta Guanajuato.
Dormir: Para presupuestos ajustados, el Hostalito de Guanajuato, de gestión familiar y amable y con cocina casera (Sangre de Cristo, 9. Colonia Centro Histórico. Tel. (473) 73 2 54 83.)
De categoría y precio superior, el Villa María Cristina Boutique Hotel ofrece 13 habitaciones equipadas al detalle y con otros lujos como spa romano.
Tomar: La noche de Guanajuato no es para los aficionados a las discos y antros sino para quienes prefieren un plan más tranquilo y tomarse una cerveza o un tequila en los cafecitos y bares del centro de la ciudad. Es habitual encontrarse frente al Teatro Juárez con la estudiantina, a la que muchos visitantes se suman en las llamadas callejoneadas -que consisten en recorrer, tarro de cerveza en mano, las calles de la ciudad entonando un repertorio musical propio-.
Comer: Las tipiquísimas enchiladas mineras, especialidad de Guanajuato.
Comprar: Dulces regionales como cocadas caseras, cajetas, fresas cristalizadas y, sobre todo, las charamuscas, unas figuritas de caramelo, coco y cacahuete con forma de momia. Piezas de cerámica pintadas a mano en los puestos de artesanía del Mercado Hidalgo.
La experiencia: Asistir al Festival Cervantino es ya de por sí toda una experiencia, no sólo por el vasto programa de actividades culturales y artísticas que se desarrolla durante casi un mes sino también por el trato amable que los guanajuatenses brindan a los turistas que llegan de todas partes de la República y de otros países.
La foto: Panorámica de Guanajuato y los campos circundantes desde el mirador de El Pípila.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=BlUMphJT308[/youtube]

3 thoughts on “Guanajuato, ciudad colonial y cervantina”

  1. Recordar es volver a vivir y aunque lejos estoy de ahi, en m icorazón no deja de latir cuando mis memorias vuelven alli, AMO A GUNAJUATO SU GENTE SUS COSTUMBRES SUS CALLEJUELAS Y TODO SU CALOR…?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *